Conciliar vida laboral y familiar, escoger tu horario y trabajar cuando más te conviene son algunas de las ventajas del teletrabajo, una opción que rechazan muchos profesionales porque creen que ralentiza su carrera y pueden perder su puesto sin contacto con el jefe.

Ser el dueño de su tiempo y tener la posibilidad de trabajar en momentos atípicos son algunas de las ventajas que animan a los profesionales a trabajar desde casa. Tener menos posibilidades de promoción y vivir al margen de lo que se cuece todos los días en la oficina es el precio que tienen que pagar. Estos argumentos ni son del todo ciertos, ni son válidos en una organización que apueste por el teletrabajo como una de las opciones para flexibilizar la jornada de sus trabajadores, la panacea según numerosos estudios para aumentar la satisfacción, el compromiso y la productividad de los empleados. Ignacio de Orúe, director general de personas y comunicación de Orange, explica que "se trata de ayudar a conciliar previo pacto con su jefe y los miembros del equipo. Es un compromiso mutuo, voluntario y reversible por ambas partes. El teletrabajo no es un fin, sino un medio para ganar en eficiencia y productividad, y al mismo tiempo, vivir mejor".

Transformación cultural

Sin un cambio en la manera de trabajar y un marco adecuado que regule la relación entre el empleado y la empresa el teletrabajo tiene los días contados. Los expertos creen que esta es la razón de que sólo lo permita el 27% de las empresas españolas frente al 35% de la media europea, según INE. Salvador del Rey, catedrático y presidente del Instituto Cuatrecasas, asegura que implantar el teletrabajo requiere "un enorme esfuerzo en la gestión, no es algo gratis. El tema tecnológico está superado, ahora es una cuestión de organización y marco regulatorio". El Estatuto de los Trabajadores contempla el trabajo a distancia en su artículo 13, sin embargo, Del Rey subraya que se puede desarrollar: "La reforma laboral de 2012 le dio un nuevo espíritu, pero se tiene que incentivar por la parte estatal y la negociación colectiva. En cualquier caso, vamos hacia un trabajo flexible, no creo en el teletrabajo puro al cien por cien".

Javier Cantera, presidente de Grupo BLC y experto en gestión de personas, apuesta por el smartworking -permite al empleado trabajar desde cualquier lugar siempre y cuando cumpla sus objetivos- como alternativa: "Analizar qué puestos son susceptibles de realizarse en remoto y medir los resultados es el punto de partida para diseñar una política de flexibilidad. En segundo lugar hay que evaluar el nivel de satisfacción de los empleados y si están dispuestos a aceptar una nueva manera de trabajar". Cantera se refiere a hacer un estudio de clima laboral previo para confirmar que este cambio puede funcionar. En último lugar menciona la satisfacción del cliente. También hace referencia a los que mandan. En su opinión, muchas de estas medidas no funcionan porque "los jefes siguen pensando en presencial, creen que sólo si ven a su gente saben lo que trabajan". Es por esto que De Orúe insiste en que el teletrabajo es una de las piezas del profundo programa de transformación cultural que están llevando a cabo en Orange, "junto con los nuevos espacios de trabajo flexibles, la evaluación 360 para todos los empleados, la formación en agilidad, cambio y toma de iniciativa para todos los empleados, etcétera".

Las incógnitas

¿Qué pasa si tengo un accidente doméstico en horario laboral? ¿Y mis cheques de comida? Éstas son algunas de las dudas que tienen los profesionales que, voluntariamente -Del Rey recuerda que por convenio colectivo no se puede obligar a nadie a teletrabajar-, se plantean trabajar desde su casa. David Díaz, socio de laboral de Baker&Mckenzie, señala que aplicando el sentido común no tiene porqué haber ninguna merma salarial y que conviene que el teletrabajo esté regulado con cierto detalle. Por ejemplo, en Orange sólo los empleados con al menos un año de antigüedad en la empresa pueden trabajar desde casa, y podrán hacerlo por el tiempo equivalente a un máximo de una jornada laboral a la semana y en determinado horario. Además, todos los empleados deberán trabajar entre las 10:00 y las 14:00 horas, ya opten por teletrabajo o jornada en el centro.

En cuanto a la prevención de riesgos laborales, Arancha de las Heras, autora de El teletrabajo en España: un análisis crítico de normas y prácticas, explica que las obligaciones de la empresa son las mismas, aunque debería ser más vigilante: "Además de garantizar un lugar de trabajo adecuado, debe tener en cuenta que el teletrabajador es más susceptible a riesgos psicosociales. Conviene hacer una evaluación médica para confirmar que esa persona está preparada psicológicamente para trabajar desde su domicilio". Para paliar ese aislamiento, Cantera propone organizar encuentros informales entre teletrabajadores y empleados en plantilla que permitan reforzar el espíritu de pertenencia, la comunicación y la colaboración.


Trabajar fuera de la oficina

A favor:

  • Trabajador: Ahorro de tiempo y gasto en transporte; mayor productividad; mejora de la calidad de vida; talento sin límite geográfico; flexibilidad para organizar el horario laboral y posibilidad de trabajar en momentos atípicos que permiten gestionar la jornada de forma eficaz.

  • Empresa: productividad de los empleados; reducción del absentismo laboral; fortalecimiento de equipos sin limitación geográfica; ahorro general de costes en espacios de trabajo; instalaciones y equipos y transporte; posibilidad de gestionar equipos multidisciplinares y medir de forma eficaz la consecución de objetivos.

En contra:

  • Trabajador: pérdida de cohesión e identidad con la organización, confusión del marco personal y profesional, transferencia de gastos al trabajador, en el caso del equipamiento para realizar su trabajo, aislamiento, dispersión y vulnerabilidad, dificultades de evaluación y promoción.

  • Empresa: menos control directo; reducción de estándares de confidencialidad; pérdida de identificación con misión de empresa e imagen corporativa; dilatación en el proceso de toma de decisiones; planificación previa de prevención de riesgos laborales; mayor esfuerzo organizativo.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.